Secuestro de niños – Síndrome de Alienación Parental en niños: diagnóstico


Diciembre 13, 2015

Origen: guiainfantil.com

Secuestro de niños

El Síndrome de Alienación Parental o SAP es un conjunto de síntomas, que se produce en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

secuestro de niños Espana

Este proceso se reconoce como una dinámica en algunas familias divorciadas. Sin embargo, la existencia de este síndrome no ha sido aceptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni por la Asociación Americana de Psiquiatría, de momento.

Padres, uno contra otro

Habitualmente, este fenómeno está desencadenado por uno de los progenitores respecto al otro, tras un proceso de divorcio o separación. También puede estar provocado por una persona distinta del custodio del menor (la nueva pareja, uno de los abuelos, un tío, etc). Incluso, se han observado casos dentro de parejas que mantienen su vínculo, aunque son menos frecuentes.

Podemos traer de vuelta a su hijo secuestrado

Cuando el progenitor genera odio patológico en sus hijos

El progenitor alienador desarrolla un mensaje y un programa en los hijos, que normalmente se denomina ‘lavado de cerebro’. Los hijos que sufren este síndrome desarrollan un odio patológico e injustificado hacia el progenitor alienado, que tiene consecuencias devastadoras en el desarrollo físico y psicológico de éstos. Otras veces, sin llegar a sentir odio, el SAP provoca en los hijos un deterioro de la imagen que tienen del progenitor alienado, resultando de mucho menos valor sentimental o social que la que cualquier niño tiene y necesita de sus progenitores, es decir, no se sienten orgullosos de su padre o de su madrecomo los demás niños.

Diagnóstico del Síndrome de Alienación Parental

El síndrome de alienación parental está considerado como una forma de maltrato infantil. Sin embargo, por los casos de maltrato (incluyendo casos de abusos) en los que judicialmente se ha alegado SAP para desacreditar el testimonio de la madre y de sus hijos víctimas de abusos, existe una resistencia por parte de los profesionales. Por esta razón, el diagnóstico diferencial del Síndrome de Alienación Parental requiere que no exista maltrato previo, psicológico o físico, a la madre y los hijos, por parte del progenitor alienado.

Signos de alerta de alienación parental en los niños

Estos son algunos indicadores típicos que permitirían detectar si existen síntomas del Síndrome de Alienación Parental con maltrato:

Insultar o desvalorizar al otro progenitor en presencia del hijo, aludiendo cuestiones de pareja que no tienen nada que ver con el vínculo parental.

Impedir el derecho de convivencia con sus hijos al otro progenitor.

Implicar al entorno familiar y a los amigos en los ataques al excónyuge.

Subestimar o ridiculizar los sentimientos de los niños hacia el otro progenitor.

Incentivar o premiar la conducta despectiva y de rechazo hacia el otro progenitor (basta con que los niños vean que esa actitud hace feliz a la madre o al padre, para ofrecer su dolor y así reconfortar al adulto alienador).

Influir en los niños con mentiras sobre el otro llegando a asustarlos. En los niños, el Síndrome de Alienación Parental puede detectarse cuando intentan justificar el rechazo con explicaciones o razones absurdas e incoherentes. En ocasiones, también pueden usar diálogos o frases propias de su progenitor alienador, y palabras o comentarios impropios de su edad.

Léase la segunda parte del artículo: Síndrome de Alienación Parental: consecuencias

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Podemos traer de vuelta a su hijo secuestrado

Follow our updates on Twitter and Facebook

Testimonials from our clients

Ironboyzz-FacebookTwitter-Ironboyzz

profile pic.jpgdroppedImage_7TM

download (2)

ABP World Group™ Risk Management

Contact us here: Mail 

Skype: abpworld

NOTE: We are always available 24/7

La sustracción internacional de menores en España ( Secuestro de niños )


Julio 24, 2015

Source: iusfamilia

Artículo de la abogada María Serra Muñoz, publicado en la revista AJA el 9 de julio de 2015

Maria Serra Munoz

Es una realidad que la cada vez más numerosa existencia de matrimonios mixtos ha dado lugar a una forma de incumplimientos en derecho de familia que se corresponden con la llamada sustracción internacional de menores. El componente internacional viene determinado generalmente por la diferente nacionalidad de los miembros de la pareja o matrimonio y la existencia de hijos comunes menores de edad que son trasladados del lugar de su residencia habitual al lugar de origen de alguno de los dos progenitores o a un tercer estado, distinto del que residían, sin que el retorno a su lugar de residencia habitual se produzca, incumpliendo deliberadamente la obligación de devolución y vetando de esta manera toda relación con el otro progenitor.

Para que pueda hablarse de sustracción ilícita ha de existir una vulneración de un derecho de custodia, entendido el término custodia en un sentido amplio, pues según la interpretación del Convenio de la Haya de 1.980 sobre los aspectos civiles de la sustracción de menores al que ahora nos referiremos, podrá pedir la restitución no sólo aquel progenitor que tenga un derecho de custodia en sentido estricto, sino también el progenitor que sea titular de un derecho de visitas. Es decir, el concepto “custodia” en el contexto que estamos hablando se corresponde con el derecho a elegir la residencia o domicilio del menor.  Ésta es una primera matización que es necesario considerar pues abre el espectro de la casuística a muchos más supuestos de los que la gente se cree, tal y como observamos en las consultas que tenemos.

Asimismo, es necesario constatar que, contrariamente a lo que muchos clientes piensan, no es necesario que exista una previa resolución judicial que otorgue un determinado derecho de guarda o régimen de visitas, ya que lo que verdaderamente se protege es el efectivo ejercicio de un derecho de custodia o régimen de visitas, y con ello, el mantenimiento del statu quo del menor, lo cual puede suceder en una mera separación de hecho.

Además, se precisa que exista un efectivo desplazamiento internacional que aparte al menor del otro progenitor y que dicho desplazamiento, tal y como hemos dicho, sea la causa de un efectivo cambio o variación sustancial del estatus del mismo. Por supuesto, se requiere que el traslado o la retención implique apartarlo de su “residencia habitual”, entendiendo dicho término como el lugar en el que el menor tenga una cierta integración en un entorno social y familiar, valiendo como medios de prueba que acrediten dicha residencia habitual el padrón, su escolarización, o su seguimiento médico, entre otros. Por otra parte la prosperabilidad de la acción encaminada al retorno depende de que la misma se ejercite dentro del año en que se produjo la sustracción o retención ilícitos.

La sustracción internacional de menores en España

La legislación básica en la materia la constituyen, además de la Convención de los Derechos del Niño de 20/11/1989, el citado Convenio de La Haya de 1980 – suscrito en la actualidad por 90 países- y ratificado por España el 28/05/1987 y para los casos que se den entre países miembros de la Unión Europea, el Reglamento número 2201/2003 (Bruselas II bis) , relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental, aplicable a todos los países de la UE desde el 1/03/2005, excepto a Dinamarca. Por otro lado, existen también convenios bilaterales entre estados y legislación interna, como en el caso español, que para cuestiones procesales, rigen todavía los artículos 1.901 a 1.909 de Ley de Enjuiciamiento Civil de 1.981.

Así, nos podemos encontrar con dos situaciones: o bien que un menor que residía en España sea trasladado por uno de los progenitores a un estado distinto sin consentimiento del otro , en cuyo caso, éste deberá interponer la correspondiente demanda ante la Autoridad Judicial del lugar en el que se ha traslado ilícitamente. O bien, el caso en que se traslade a España un menor que residía habitualmente en otro lugar, y se reciba en España la demanda solicitando la devolución.

La Autoridad Judicial competente sólo puede denegar la solicitud de retorno o devolución si el solicitante no ostentaba un efectivo derecho de custodia, o si ha transcurrido más de 1 año desde que se produjo el traslado, dado que se presume, en tal caso, el arraigo del menor a dicho nuevo lugar de residencia, o la existencia de consentimiento del otro progenitor, así como la propia objeción del menor. Obviamente, siempre se denegará la restitución cuando la misma implique grave riesgo para el menor (piénsese en supuestos de violencia doméstica) o se vulneren derechos fundamentales y libertades públicas. Hay que saber que dichas excepciones a la restitución son de interpretación totalmente restrictiva, dado que el espíritu de la regulación busca la restitución inmediata.

En España, los casos de sustracción internacional han ido en aumento, y, en concreto, en el último año, en su conjunto ha habido un incremento del 13% , siendo lo cierto que se han resuelto cerca de 200 casos, si bien no siempre con la agilidad y celeridad deseada por déficits de cooperación internacional de todos los operadores, jueces, autoridades centrales y abogados incluidos.

En última instancia, todo procedimiento de sustracción internacional de menores tendrá que tener como criterio rector el preservar al máximo el bien más preciado, esto es, el superior interés del menor.

En definitiva, de lo que se trata es de dar con soluciones que protejan al menor y no a los posibles intereses creados de sus progenitores. Todo ello requiere, como siempre, un ejercicio responsable que precisa de la cooperación y sobre todo, coordinación de todos los operadores jurídicos que actúan en el caso en concreto a fin de evitar la petrificación de situaciones que no deberían producirse de actuarse de una manera lúcida, consciente y ágil.

ABP World Group Ltd.

La meta de protección personal avanzada del servicio internacional de recuperación de niños, es localizar, negociar y recuperar su niño extraviado. Nosotros podemos enviar personal a casi todos los lugares en el mundo, nos especializamos en localizar niños extraviados hasta la edad de 18 años.

ABP World Group™ – We can help you recover your abducted child

Follow our updates on Twitter and Facebook

Ironboyzz-FacebookTwitter-Ironboyzz

profile pic.jpgdroppedImage_7TM

ABP World Group™ Risk Management

Contact us here: Mail 

Skype: abpworld

NOTE: We are always available 24/7